Odoo CMS - una imagen grande

¿Qué es un ERP?

ERP son las siglas de “Enterprise Resource Planning” o “Planificación de Recursos Empresariales”

Un ERP es un sistema de gestión de datos donde converge toda la información de una empresa y ésta es utilizada para la toma de decisiones.

Otra definición sencilla es esta: “Es un sistema informático que facilita la gestión de una empresa en todos sus ámbitos (recursos humanos, compras, ventas, etc.)”.

¿PARA QUÉ SIRVE UN ERP?

La utilidad básica de un software de estas características, es la de ayudar a administrar empresas de cualquier tipo, automatizando todos sus procesos. También ayuda a controlar lo que una organización tiene (stock e inventario) o hace (flujos de trabajo).

Una empresa con un sistema de gestión de datos está en ventaja respecto a otra que no disponga de un sistema de este tipo. ¿Por qué? Porque gracias a este la empresa automatiza su gestión: tiene un mayor control de lo que hace y un ahorro de costos. Esto hace a las empresas más competitivas: cuesta menos rellenar un formulario en la pantalla y pulsar aceptar (con lo que automáticamente llegará a toda la empresa) que rellenar un formulario en papel, enviarlo por mensajería, y que llegue a su destino. Además, integra todas las actividades de todos los departamentos de una compañía en una sola aplicación, permitiendo modificar datos, realizar consultas y generar informes rápidamente.

Existen básicamente dos tipos de ERP, los generales y los especializados. Los generales, también llamados horizontales, sirven para cualquier empresa. Los especializados, también llamados sectoriales o verticales, intentan dar soluciones a sectores específicos como la salud, la comercialización, o la construcción, entre otros.Después de elegir un ERP, se procede a su implementación (Consultoría, Capacitación, Soporte técnico) dentro de la empresa. Un sistema de gestión de datos tiene una forma de funcionar y una organización de datos a los que habrán de adaptarse los empleados y directivos de la compañía.Se estima que un 10% de los proyectos de implantación de un ERP no llegan a buen término por dificultades a la hora de ser adaptado por los empleados, estar mal diseñados, presentar fallos, etc.Para elegir un ERP una empresa debe tener en cuenta diversos factores, como el grado de especialización, el tamaño, la escalabilidad del ERP, seguridad y otros factores.